Avicola México

Función de las aves de corral en la nutrición humana

La carne de pollo y los huevos, la mejor fuente de proteína de calidad, son extremadamente necesarios para los muchos millones de personas que viven en la pobreza. En el África subsahariana y en Asia meridional la desnutrición (escasa nutrición) y la malnutrición(nutrición inadecuada) están estrechamente relacionadas  con la pobreza. Estas condiciones afectan al sistema inmunológicogico.  La epidemia de VIH / SIDA que azota a los países del África subsahariana tiene en parte origen en la pobreza extrema y, con ella, en la escasa nutrición.

Amplia variación en el consumo de carne y huevos DE AVES DE CORRAL

Según una reciente encuesta realizada en varios países, el 34 por ciento de los encuestados de Asia meridional y el 59 por ciento
del África subsahariana sufren de deficiencia energética grave(Smith y Wiseman, 2007). Ambos grupos cubrieron el 67 por ciento de las necesidades energéticas mediante alimentos básicos(cereales, leguminosas de grano, raíces y tubérculos), que contienen pequeñas cantidades de proteínas y solo de baja calidad.

El consumo medio per cápita de huevos fue solo de 42 al año en comparación con un promedio mundial de 153. Se observó,principalmente en las zonas rurales del África subsahariana, retraso del crecimiento y emaciación en niños menores de cinco años y desarrollo mental lento. Ocho de cada diez afectados eran pobres. Enfermedades como el kwashiorkor y el marasmo, ambas registradas en niños con insuficiencia ponderal, están asociadas con un suministro inadecuado de proteínas y energía alimentaria.


Las mujeres embarazadas y lactantes y los niños de corta edad son especialmente vulnerables. En el África subsahariana, solo el 8 por ciento de la energía alimentaria proviene de proteínas de origen animal, en comparación con un promedio del 17 por ciento de todos los países en desarrollo y con el 28 por ciento de China. carne de pollo y huevos: una valiosa fuente de proteínas y de CASI todos los NUTRIENTES ESENCIALES

La carne de pollo y los huevos proporcionan no solo proteínas de
alta calidad, sino también vitaminas y minerales importantes. En
todo el mundo dos mil millones de personas dependen del arroz
como alimento básico. La mayoría comen arroz blanco pulido,
despojado de muchos ácidos grasos esenciales, de las vitaminas
del grupo B y de varios minerales. Otros cereales suelen ser carentes
en nutrientes esenciales. 

Por ejemplo, el maíz es un alimento básico en algunas regiones, pero la niacina que contiene no está disponible. El consumo de maíz sin suplementos causa pelagra.

El contenido proteico de los cereales es, invariablemente, escaso
y de escasa calidad. La utilización neta de la proteína (UNP) es un
índice de calidad de las proteínas que se calcula multiplicando la
digestibilidad de la proteína por su valor biológico. La UNP de los
cereales es normalmente inferior a 40. 

El arroz es la excepción,con una UNP de alrededor de 60, pero es pobre en proteínas (7,5 por ciento). La UNP de los huevos de gallina es de 87. Por regla general, los cereales carecen de los aminoácidos más importantes para los seres humanos, a saber, la lisina, la treonina,
los aminoácidos sulfurosos (metionina y cisteína) y, en ocasiones,
el triptófano. Los huevos y la carne de pollo son ricos en estos
aminoácidos esenciales.

Los huevos también son ricos en luteína, que disminuye el riesgo
de cataratas y degeneración macular, en particular en las personas
de los países en desarrollo.

En los países menos desarrollados, el aumento previsto en el
consumo de huevos entre 2005 y 2015 se estima en un 26 por
ciento en comparación con solo el 2,4 por ciento en los países
más desarrollados (Windhurst, 2008). Las previsiones anuales del
consumo de carne de ave de corral son de un 2,9 por ciento y un
1,6 por ciento, respectivamente (FAOSTAT). Fuente de Información